Este es un nuevo caso que puede erizarle los pelos a cualquiera.

El pasado domingo 18 de agosto del 2009, recibí una llamada telefónica informándome sobre la situación de unos niños y de sus padres. Y esta es la historia…

Cinco niños, el más pequeño de 8 meses y la mayor de 6 años. El padre preso y a la espera de un juicio (lo cual puede tomar mucho tiempo aquí), la madre con un embarazo de 7 meses y fuertes dolores en la barriga.

Ha sido una semana muy dura ya que desgraciadamente aquí las cosas funcionan algo distintamente que en los países desarrollados.

Sin entrar en detalles porque en el mismo hospital hubo gente muy amable y otra que no lo fue tanto, se cometieron algunos errores, y hubo bastantes negligencias, os contaré que esta mujer, Betania, pasó 8 días con un bebé muerto en su barriga, que tuvimos que encontrar a 5 donantes de sangre que no cobraran por donarla, lo cual no fue tarea fácil, y que hasta ayer domingo 23 no le sacaron el bebé.

Podría contar y despotricar sobre lo mal que se hicieron las cosas, pero como la historia tiene un final feliz, y que al final todo se resume en una semana muy estresante, pero en una vida salvada, lo dejaremos ahí.

No sin agradecer a las personas (hombres porque aquí las mujeres no podemos donar sangre) que dieron un poco de su elixir de la vida para salvar a Betania de morir y a sus cinco hijos de quedarse sin madre.

Gracias a Berlín Giménez, a Arturo, a Isaías, y a una señora que compartía habitación de hospital con Betania de la cual no conocemos el nombre, por donar su sangre.

Gracias al padre Miguel Angel, a Francisco Villas, a Mercedes Cedeño, al Dr. Hector Rincón, al Dr. Rolando Cedeño, a Joseph Fernández, a Luisa del laboratorio de análisis, a todas las personas que están en mi agenda telefónica, por que se preocuparon y ayudaron a resolver el problema y un enorme gracias a Samantha, nuestra voluntaria que estuvo presente y participó de forma activa y efectiva en la búsqueda de donantes

Betania fue operada de ligamento de trompas aprovechando la ocasión y por supuesto con su consentimiento. Ahora solo queda operar al bebé de 8 meses de una hernia inguinal, esperar que el padre quede en libertad y darle seguimiento a la familia para que pueda salir adelante. Hasta que Betania se recupere, se les ayudará en la medida de lo posible a conseguir alimentos.

CIMG0676 Hablando con la Vecina

CIMG0674 Los dos pequeños sin ropa y en el suelo

CIMG0671 El bebé de 8 meses con una hernia inguinal

CIMG0829 Isaías, uno de los donantes.

CIMG0847 Final Feliz! Samantha, nuestra voluntaria junto a Betania después de la extracción.

Jueves 25 de febrero del 2010

Durante todos estos meses, le hemos dado seguimiento a esta familia. Hasta hace poco todo trancurría todo lo bien que se puede dada la situación. En nuestras últimas visitas las cosas han empeorado.

Betania encontró un trabajo y tuvo que dejar a los niños al cuidado de la vecina que a su vez tiene 4 niños… Un desastre. Los niños todo el día en la calle, medio desnudos, sin comer hasta que su madre llegaba… Un paso atrás en el tiempo porque así fue como los encontramos. Quisiera llevarmelos a todos. La mayor que tiene 7 años, cargada con la responsabilidad de cuidar a los más pequeños y de limpiar la casa cuando todavía la coges en brazos y se te acurruca en busca de cariño…

Betania, estresada que llega a casa y se ensaña con ellos porque pobre ha perdido el control de la situación. A penas come ni duerme y trabajo por un sueldo mísero, además de ser criticada por algunos vecinos por descuidar a los niños y envidiada por otros porque la estamos ayudando.

Después de mucho hablar, decidimos que era mejor que no fuera a trabajar. La ayudamos a pagar el alquiler y a conseguir comida y ella se queda en casa cuidando de los niños.

Descubrí que Betania y su marido, hace unos años habían comprado un terreno que no pudieron pagar. Cuando fuí a hablar con el de la agencia, nos dijo que el crédito no ¨caducaba¨ hasta noviembre de este año.

Estamos averiguando como solucionar el tema para que no se pierda el terreno y si lo conseguimos, trataremos de ayudar a esta familia a construir una casa.

Esperamos que podáis ayudarnos porque si vosotros esto no se aguanta. Gracias.