24 de agosto del 2009 - ENDOCRINOLOGÍA

Gracias a la colaboración del Dr. Rolando Cedeño y de su asistente Margarita Caravallo, ayer fueron visitadas alrededor de 120 personas, entre niños, adultos y ancianos. El operativo se realizó en la escuela del batey que nos fue cedida, por un día, por el profesor y director de la misma, Felipe. Contamos, también, con la ayuda de nuestra 2ª Voluntaria, Samantha Rampini. Los medicamentos fueron proporcionados por los laboratorios nacionales e internacionales, Merck, Menarini, Lam, Farqui y Panalab, y por vuestras donaciones.

El Dr. Cedeño es uno de esos médicos que se gana enseguida la confianza de los pacientes. Supongo que porque su simpatía y porque lo que hace lo hace con mucho cariño. Habla con ellos, bromea, los trata con amor y todo eso añadido a su experiencia hacen de él un excelente médico además de una excelente persona.

Uno de los problemas más corrientes en los bateyes es el alto nivel de azúcar en la sangre, por una razón obvia. Estos poblados se encuentran entre los campos de caña de azúcar por lo que esta se convierte en uno de los alimentos habituales de estas personas. De hecho, se dieron muchos casos de diabéticos que ignoraban serlo.

Otro de los grandes problemas de los trabajadores de la caña es la vista. Parece ser que existe una sustancia en la caña que daña los ojos. El polvo que desprende esta al ser cortada, puede producir a largo plazo y en la mayoría de las personas que llevan una vida cortándola, ceguera. Por ello vamos a tratar de organizar en breve, un operativo médico dirigido a esta problemática.

Todo esto ha sido posible gracias a Vosotros.

CIMG0817 CIMG0802 CIMG0800 CIMG0793 CIMG0786 CIMG0784 CIMG0774 CIMG0772 CIMG0769 CIMG0762 CIMG0756


Este es uno de los proyectos que se pensó ya hace casi un año, solo que hasta ahora no se había puesto en marcha.

El Dr. Rolando Cedeño es el médico que está tratando a Domingo Sentelis por su problema hormonal. Un hombre rebosante de alegría y de espíritu de colaboración. Me siento muy afortunada de haberlo conocido, ya que con más personas como él y sus colaboradores, el mundo sería un lugar mucho mejor.

El próximo Domingo 23 de agosto, se acercará con su equipo a uno de los bateyes donde trabajamos para detectar, diagnosticar y posteriormente tratar a aquellas personas enfermas de tiroides, diabetes o cualquier desarreglo hormonal, entre otros.

Si alguien quiere colaborar, necesitaremos muchas tiritas y todos los medicamentos relacionados con esta rama de la medicina.

Gracias a Todos.