Actualizacion 1 de marzo del 2009

Hace unos meses, la peluquería donde Regina trabajaba, cerró. Ahora estamos tratando de reubicarla en algun lugar, pero no está siendo fácil.

Hemos observado que, curiosamente, esta es la página mas visitada de todas y nos preguntamos si las personas que llegan a ella son personas que van a viajar a República Dominicana o ya estan aquí. En tal caso, quizás, podríamos enfocar esta afluencia para que Regina pueda trabajar y así poder aprovechar su talento y quien sabe… puede que incluso conseguir que encuentre asi la manera de crear su mini-empresa.

Si alguien apoya esta idea, puede ponerse en contacto con nosotros a través del número de teléfono (1) 829-908 6552 o mandando un e-mail a: hambrientosdetodo@hotmail.com

Gracias.

Ahora Regina estudia durante la semana, y el fin de semana trabaja como tejedora de trenzas en una peluquería de Bayahibe. ¡Es un buen comienzo!

Regina tiene un don. Sus hábiles manos son capaces de tejer trenzas a una velocidad sorprendente y con unos diseños preciosos que es capaz de asignar a cada cara como si fuera una estilista profesional.

Con Regina lo que hicimos fue un experimento. Le financiamos un pequeño stand en una feria artesanal que tuvo lugar en Bayahibe, además de todo el material necesario y con el título de Trenzas Solidarias, dimos rienda suelta a sus manos.

Durante tres días aprendió algunas pautas sobre como gestionar un mini negocio (entradas, gastos, publicidad, comunicación), nos deleitó con su arte, ganó dinerito y para sorpresa de todos consiguió un trabajo.

Ahora Regina estudia durante la semana, y el fin de semana trabaja como tejedora de trenzas en una peluquería de Bayahibe. ¡Es un buen comienzo!

Y visto el éxito de este proyecto, queremos continuar promocionando los jóvenes del batey para que puedan forjarse un futuro un poquito mejor.

Deseadnos suerte… y colaborad!

Quiero agradecer especialmente a Rita Sellares que fue la persona que me dio la idea de participar en la feria y a Leny que fue la dadora de trabajo para Regina.

Regina Regina Regina